Chile: Día Nacional de la República de Croacia

Cuando el sentimiento es más fuerte que la distancia – “Celebrando la Independencia croata a más de 12.000 kilómetros”. Llama la atención que a pesar de la gran distancia que existe entre Chile y Croacia se mantenga una identificación tan fuerte con la segunda Patria no importando el tiempo que pase. El pasado sábado 22 de Junio en Santiago nuestra Capital se pudo apreciar una clara muestra del anhelo sentimental que tienen muchos de los descendientes croatas cuando llega la hora de celebrar un acontecimiento tan relevante como  lo es el día de Independencia Nacional.

Esta vez se juntaron bajo un mismo escenario,  el conjunto folclórico Baština que es parte de la connotada Corporación cultural chileno croata Domovina y la famosa Klapa BA, que vino especialmente desde la ciudad Buenos Aires en Argentina a acompañarnos. Este grupo de amigos tiene más de 20 años de existencia, y tal como lo hacen en Dalmacia ellos se inspiran en el amor, el vino y el mar. Algo que no es ajeno para un país como Chile, porque somos un pueblo que siempre ha tenido fuertes lazos con el mar y el campo, es por ello que nos resulta fácil identificarnos con éste tipo de fervor popular.

La actividad de homenaje se desarrolló en el Teatro del Centro cultural de Carabineros de Chile, una  institución de gran prestigio y orgullo ciudadano que cuenta con un agradable y moderno espacio para efectuar presentaciones y shows artísticos.  El invierno y la hora de la convocatoria no impidió que aproximadamente unas 700 personas llegaran a la cita.

Junto a las diferentes autoridades nacionales presentes y representantes de las colectividades croatas se encontraba la Señora Mira Martinec,  la cual es Embajadora de Croacia en Chile. Ella aprovechó la oportunidad de entregar un afectuoso mensaje de unidad y gratitud hacia todos los miembros que son “hijos de Croacia” y que tienen en esta su segunda Patria, algo que simplemente no se puede ni debe olvidar.

Si bien en Chile el dominio de la lengua croata es bajo, esto no ha impedido que la gente cante y aplauda con fervor los ritmos que le llevan a lo más profundo de sus tradiciones ancestrales. Muchos de los presentes,  ya sean jóvenes o viejos se emocionaron con las canciones a cappella de la klapa, la cual entre varias canciones que mostraron pude distinguir una en especial que me gusta mucho por belleza y sentimiento: Lipoto moja.

También en el momento que comenzaron a sonar los diferentes instrumentos de la orquesta del grupo  Baština aparecieron diferentes muestras de danzas populares, las cuales llenaron de alegría a los participantes tanto por sus coloridos trajes, la simpatía y belleza de sus mujeres, así como por la calidez que se entregó en la fría noche de Santiago.

En el último año he podido notar que cada vez nos estamos impregnando más con la esencia croata, y esto sin lugar a dudas es señal del trabajo que vienen haciendo las variadas organizaciones para no perder la el legado de la tradición. Creo que esto es digno para destacar porque sin el esfuerzo desinteresado y el cariño entrañable la misión claramente se haría más difícil.

Esperamos que esto sea otro punto de partida en Chile y Sudamérica para ir avanzando en estrechar los lazos con la Patria lejana, y que se sigan efectuando más actividades de todo tipo. Que ya no sólo sea mirar y aplaudir los cantos y bailes sino también que todos puedan cantar en el idioma original. Dicen que la práctica hace al maestro, así que nada es imposible cuando se tienen ganas de verdad, y de esto tenemos mucho.

¡Viva Croacia!

Fuente HIA

Presentación de los croatas de Chile

Continuando con la presentación de los croatas de Sudamérica, es el turno de Chile. Para hablarnos de ello le realicé un reportaje a Lucas De la Torre Damianovic, residente en Punta Arenas y socio del Club Croata de Punta Arenas.

Inauguración del Club Croata de Punta Arenas (1915). Nótese la bandera del Trireino de Dalmacia, Croacia y Eslavonia, y la imagen del Ban Jelačić de fondo.

Aproximadamente, ¿cuándo llegaron los croatas a su país?
Los primeros inmigrantes croatas llegaron a Chile entre mediados del siglo XIX y comienzos del siglo XX, y se asentaron principalmente en dos regiones chilenas: el Norte árido en torno a Iquique y Antofagasta, y el Sur Austral en torno a Punta Arenas y Tierra del Fuego. En estas ciudades los croatas se agruparon en verdaderas “colonias”, donde se reunían en torno a Sociedades de Beneficencia y Compañías de Bomberos. Tanto el norte grande, como el sur austral de Chile presentaban una escasa población en el momento de la inmigración masiva. Esta fue una de las razones del porqué los croatas tuvieron un rol principal en el desarrollo de estas regiones.

En un principio, entre 1850 y 1890, la inmigración croata hacia Chile fue poco numerosa. Sin embargo, es entre 1890 y 1920 cuando se produce la ola migratoria más importante y numerosa, focalizándose principalmente entorno al Norte Grande y Magallanes. Tras la Primera Guerra se retomó la inmigración, perdiendo intensidad en la década de 1930, y paralizándose con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Con la crisis del Salitre en 1929, muchos croatas del norte de Chile dejaron el árido desierto, y se establecieron en Santiago, donde fundaron una nueva colectividad en la década del 30. Tras finalizada la segunda guerra mundial, un nuevo contingente de inmigrantes croatas se asentó en Chile. Estos inmigrantes venían la mayoría en condición de refugiados políticos y se asentaron principalmente en Santiago y alrededores, contabilizándose unos 300. A partir de 1950, el arribo de nuevos inmigrantes comenzó a disminuir considerablemente, reservándose únicamente a la llegada de parientes y amigos de los croatas que ya estaban establecidos anteriormente en Chile. En total, se puede afirmar que unos 20.000 croatas llegaron a Chile entre fines del siglo 19 y mediados del siglo 20.

En cuanto a procedencia regional se refiere, la gran mayoría de los inmigrantes que llegaron a Chile eran originarios de Croacia, principalmente de las costas de Dalmacia. En Iquique se establecieron mayoritariamente los inmigrantes de la zona de Dubrovnik, e islas Hvar y Vis. A Tierra del Fuego llegaron muchos inmigrantes de Omišš y alrededores, específicamente del pequeño Mimice, mientras que en Antofagasta y Punta Arenas se asentaron mayoritariamente los inmigrantes de Brač.

Grupo folklórico de la Sociedad Croata de Antofagasta (1969)

¿Qué cantidad de croatas se calcula que hay y en que ciudades se encuentran?
En la actualidad se estima que unos 200.000 chilenos descienden de croatas, concentrándose principalmente en las ciudades de Antofagasta, Santiago y Punta Arenas.

Aproximadamente, ¿qué porcentaje de descendientes de croatas de su país habla el idioma croata?
En la actualidad son muy pocos los descendientes de croatas que hablan el idioma croata en Chile, ya que la mayoría son nietos y bisnietos de inmigrantes. Además, hay que mencionar que el croata, principalmente el dálmata que llegó a Chile se integró rápidamente a la sociedad chilena, teniendo esto como consecuencia la pérdida del idioma. Sin embargo, en Chile existen cursos de idioma croata en algunos Clubes Sociales Croatas donde los descendientes de croatas pueden aprenderlo. En Punta Arenas existe un convenio entre la Universidad de Magallanes y la Universidad de Zagreb, en el que está considerado implementar una cátedra de idioma croata para que descendientes y estudiantes de la Universidad tengan la posibilidad de aprender el idioma.

¿Existen asociaciones croatas en su país? ¿cuáles?
Existen numerosas asociaciones croatas en Chile. La asociación croata más antigua fue fundada en Antofagasta el año 1894, y se denominó “Sociedad Slava de Socorros Mutuos” (hoy conocida como Sociedad Croata), siendo la mayoría de sus socios fundadores oriundos de la isla de Brač. Le siguen por orden cronológico las siguientes asociaciones:

1896 – Fundación en Punta Arenas de la Sociedad Austriaca de Socorros Mutuos (actualmente Sociedad Dalmata)
1900 – Fundación en Punta Arenas de la Sociedad Croata de Socorros Mutuos
1903 – Fundación del Club Croata de Tal Tal
1915 – Fundación en Calama de la Sociedad Slava de Socorros Mutuos (actualmente Club Croata)
1915 – Fundación en Punta Arenas del Club Croata
1926 – Fundación en Porvenir del Club Yugoslavo (actualmente Club Croata)
1929 – Fundación en Tocopilla de la Sociedad Yugoslava de Socorros Mutuos  (luego Agrupación de descendientes de Croatas)
1931 – Fundación en Santiago de la Sociedad de Beneficiencia Jadranska Vila
1932 – Fundación en Santiago del Hogar Yugoslavo (actualmente Hogar Croata)
1954      Fundación del Club Yugoslavo de Iquique (actualmente Club Croata)
1968      Construcción del Estadio Yugoslavo (actualmente Estadio Croata) en Santiago
1989 – Fundación en Concepción del Club Yugoslavo (actualmente Club Croata)
1980-1990 Fundación de Clubes Sociales Croatas en Arica, Ovalle, La Serena, Valparaiso, Castro


Descendientes de Croatas reunidos para la final del Mundial de Futbol en el Estadio Croata de Santiago de Chile

¿Qué actividades realizan?
En la actualidad, los clubes croatas realizan actividades destinadas a promover la cultura croata a través de la música, canto, danza, gastronomía e historia del pueblo croata. Son numerosos los grupos folklóricos, como también coros, y conjuntos musicales que fomentan el conocimiento de la cultura croata en Chile.

Según su experiencia, ¿qué es lo que hace que los descendientes de croatas de su país se reúnan?
Lo que hace que los descendientes de croatas se reúnan en Chile son todas aquellas instancias en las que se puedan compartir y transmitir las antiguas tradiciones croatas. Hoy en día existen muchos descendientes de cuarta y quinta generación que están redescubriendo estas tradiciones y  buscan integrarse a las instituciones croatas más cercanas, pues hay muchos que están interesados en investigar más sobre el origen de su apellido o bien la cultura de sus ancestros.

El Mundial de fÚtbol fue un gran motivo para reunir a numerosos descendientes a lo largo de todo Chile desde Arica a Punta Arenas. Solo cabe recordar el record de asistentes a la final del Mundial en el Estadio Croata de Santiago, donde unos 800 descendientes de todas las generaciones se juntaron para apoyar a la selección del país de sus ancestros.

Lucas De la Torre Damianovic