Gastronomía croata: Navidad y Adviento en Croacia

La Navidad es una fecha cristiana que cada pueblo celebra de manera especial. En Croacia las preparaciones comienzan con el Adviento, 4 semanas antes de la Navidad y en el día de Santa Katarina, el 25 de Noviembre. Según la tradición cristiana, el adviento es el tiempo que conmemora la preparación para el nacimiento de Jesús.
Entre las costumbres propias de este período que aún en la actualidad practican muchas familias croatas podemos nombrar: asistir a misa –zornica– todas las mañanas,preparar la corona de adviento –adventski vijenac- (hoy en día se compra) y cada domingo prender una de sus cuatro velas, celebrar Sveti Nikola el día 6 de diciembre, fecha en que los niños reciben regalos.


Otras fechas que también se conmemoran son el día de Santa Bárbara, en que se siembra trigo božićna pšenica-, que simboliza la renovación de la vida, fertilidad y la bendición para la próxima cosecha. Además el trigo va creciendo hasta el día de Navidad y luego se utiliza como decoración de la mesa navideña. En algunas regiones el trigo se siembra el día de Santa Lucía, 13 de diciembre.

El día de Nochebuena es uno de los tres días de abstinencia en Croacia, que practica la mayoría de los habitantes. Desde la Edad Media hay ciertas fechas en que los cristianos ayunan o se abstienen de comer carne, grasas animales y sangre.

Los alimentos que se consumen en Nochebuena son habas, porotos, manzanas, higos, frutos secos. En la región Este de Croacia, es costumbre comer antes de la cena ajo embebido en miel. Como no se consumen carnes animales, se preparan platos con pescado, el más difundido es Bakalar (Bacalao). El bacalao tiene que ablandarse antes de la cocción, por lo que se deja en agua 2 o 3 días. Luego se cocina en agua –en la que puede agregarse ajo y laurel- y una vez cocido se separa la carne de los huesos y la piel. En la región de Dalmacia, que por ser zona marítima es donde más se consume, hay varias formas de prepararlo: na bijelo como una mousse o pasta hecha con aceite de oliva y condimentos, na lešo con papas asadas, na crveno con cebollas, aceite de oliva, ajo, perejil y tomate o salsa de tomate. En otras regiones suele preparse alternando capas de cebolla, papas, ajo y perejil y capas de pescado o como sopa.

Božićnjaci , panes decorados

Hasta mediados del siglo XX en Croacia se preparaban panes especiales para la Navidad Božićnjaci, Ljetnice, ČesniceEstos panes permanecían en la mesa cierto tiempo, incluso hasta el día de Reyes, 6 de enero, luego se repartían entre los habitantes del hogar.            Los panes navideños se decoraban sencillamente, utilizando los utensilios cotidianos de cocina, que de todos modos otorgaban la decoración distintiva acorde a esta fecha especial. Se hacían incisiones con un tenedor, con el revés de un vaso, se adherían trenzas hechas de la misma masa o figuras de animales o símbolos que representaban las distintas épocas del año. Estos símbolos podían ser aves en su nido, carros cargando vino, un pastor y sus ovejas, un carro de arado. Estos panes simbolizan el deseo de prosperidad para el próximo año; las decoraciones representan todo aquello considerado importante para los que lo preparaban y consumían.

 Esta tradición aún puede encontrarse en Croacia central. En algunas regiones también se prepara un pequeño pan navideno de harina de maíz, llamado koledni kruh.            Como Nochebuena es día de abstinencia, el día de Navidad comienza con un abundante desayuno, donde se come carne de cordero o cerdo asada, hladetina (es un tipo de gelatina de carne de cerdo con verduras), variedad de embutidos, panceta, kulen, pršut y por supuesto masitas dulces.

Sarma

El almuerzo navideño es abundante y especial, se prepara con varios días de anticipación. La mesa se viste elegantemente y participa toda la familia, por lo general la familia más cercana. El menú está compuesto de sopa, carnes asadas acompañadas con verdura asada o ensalada de repollo, sarma..

Además se preparan varias variedades de kolaći o masitas dulces: orehnjaća y makovnjaća (arrollados de nuez o amapola), variedad de masitas secas, paprenjaci (galletitas de especias), medenjaci o masitas de miel y tortas.
Las masitas se preparan en cantidad porque es costumbre ir a visitar el 26 de Diciembre a parientes y vecinos, así que es costumbre que en todos los hogares haya suficientes kolaći para esperar y agasajar a sus invitados.
Los invito a recordar como celebraban sus padres y abuelos la Navidad, que rituales y costumbres de Croacia cuidaban y practicaban, y sobre todo que comidas preparaban.
Sretan Božić svima! Feliz Navidad para todos!

 www.recetariocroata.wordpress.com

Auspicia este bloque PAPRIKA, Sabores del Danubio

Recetas croatas: Carne a la cazadora

Carne a la cazadora, Meso kao divljac o A La Wild, es una comida de la zona de Eslavonia, con una fuerte influencia germana.
Se puede acompañar con diferentes guarniciones. Recomendamos los bollos de pan, aunque puede ir con papa hervida o con arroz.
No es un plato muy calórico de manera que se puede comer todo el año, aunque preferentemente los días frescos o fríos.

Carne a la cazadora
Meso kao divljac

Ingredientes:
1 kg. de cebollas cortadas en cuartos
½ kg. de zanahorias cortadas en trozos grandes
1,750 kg. de carne (colita de cuadril, paleta, o simil)
sal 
4 hojas de laurel
pimienta en granos
mostaza 
1 cucharada de harina

Salar la carne  de un lado y dorarla en una cacerola con un poco de aceite. Voltear la carne, incorporar la cebolla, las zanahorias, la pimienta y el laurel. Cocinar durante  hora y media a fuego muy lento, con la cacerola tapada.
Colocar las cebollas, las zanahorias y un poco del jugo de la carne en una licuadora y procesarlo. Agregar mostaza a gusto y la harina, y cocinar hasta lograr una salsa. Alcanza con que hierva unos minutitos.

Bollos de pan
Knedle od kruha

Ingredientes:
500 gr. de harina común
2 huevos
½ litro de leche
500 gr. de pan del día anterior
sal
perejil
aceite
Cortar el pan en cubitos y dorarlos con un poco de aceite.
Mezclar la harina con la sal, los huevos y la leche hasta lograr una mezcla homogénea . Incorporar los cubitos de pan y el perejil picado. Dejar descansar la preparación, por lo menos una hora.
Tomar porciones de la masa y, con las manos mojadas, formar bollos, los que se hervirán en agua con sal, alrededor de veinte minutos.

Auspicia…

La casa de la torta de Rab (galería de fotos)

La isla de Rab, cercana al centro del archipiélago de las islas Kvarner, hacia el noroeste de Croacia, es considerada una de las más seductoras del Adriático. Es muy conocida por sus hermosas playas, por sus numerosas iglesias y sus cuatro campanarios que dominan el paisaje.

Además, Rab es famosa por un postre típico, la Rapska Torta, o torta de Rab, realizada a base una masa de almendras, cítricos y licor de Maraschino. Se coloca sobre una masa muy fina en forma de espiral y se decora los laterales, con esa misma masa, formando pequeños volados. Después se hornea, en su punto justo para mantener la jugosidad, y se espolvorea con azúcar glas. Tiene una suave textura y un sabor maravilloso y fresco. Se puede realizar de distintas formas, pero la característica es en forma de espiral que emula a los bastones de los papas y obispos.

Se dice que en el año 1177 el Papa Alejandro III, cruzando el mar Adriático con los barcos que lo escoltaban, se refugió en las islas croatas debido a una tormenta. A su llegada, consagró la Catedral de Rab Maria Himmelfahrt. En agradecimiento, las monjas benedictinas quisieron crear un postre de almendras con una base de oblea que recordase a los dulces de Siena (lugar de nacimiento del Papa), dando así lugar a este pastel.

Trescientos años antes de la llegada del Papa Alejandro III a Croacia, este pastel ya se elaboraba en los hogares de las familias más adineradas. Doscientos años después las monjas del Monasterio de San Antonio los convirtieron en pasteles y después llegó a las manos de los benedictinos de San Andrés.
No todas las mujeres querían llevar a cabo su elaboración, tan solo unas pocas se acostumbraron a prepararla. Este pastel suele elaborarse en fechas especiales o festividades como Semana Santa, Navidad, bautizos o bodas.

Stella Hubmayer para Croacia Online
Fuentes:
https://bake-street.com/
https://visitacroaciablog.es
https://croatia.hr/es-ES/


Hermosa ciudad de Samobor (galería de fotos)

Samobor es una ciudad de Croacia que se encuentra a unos 20 km al oeste de Zagreb y a 5 km de la frontera con Eslovenia. Está emplazada en las laderas de la sierra de Samobor, en la entrada al romántico valle del arroyo Gradna.
Es ésta una villa medieval de arquitectura barroca, pequeña, amable para recorrer. Resultan especialmente atractivos el Valle de Anin y la Cueva Grgosova, la cueva más bonita de la Croacia noroccidental. Esta pintoresca ciudad de conservado núcleo histórico tiene una larga tradición como lugar de excursión y turismo y es cuna del montañismo en Croacia.Los turistas que la visitan vienen especialmente de Zagreb, también de toda Croacia y el exterior.

Pasear por la ciudad de Samobor es degustar su gastronomía, sin duda otro de sus servicios estrella, todo el que va allí dice maravillas de los restaurantes de la villa, así como del capuccino que preparan acompañado por un pastel típico, el Kremsnite.
Pero antes de comer debemos disfrutar de la Plaza del Rey Tomislav, del Monasterio Franciscano, impresionante, y la iglesia de Santa Anastasia.
Tiene Samobor un monumento a los caídos en la Guerra Patria, nacidos en la ciudad. Cada uno tiene su nombre y fecha de nacimiento y muerte. Todos muy jóvenes!

El encanto rodea este lugar, y la magia se palpa en sus casas de color naranja y en sus amables habitantes que hacen que uno desee volver.

Generalidades sobre la gastronomía croata

Croacia es un destino de vacaciones muy recomendado. Sus playas, paisajes y, por supuesto, su deliciosa gastronomía, invitan a pasar unos días de turismo y relax que vienen fenomenal para descansar en verano. En nuestro caso, vamos a recorrer este país a través de la comida típica croata. En cuanto a la comida típica croata, lo cierto es que su gastronomía es muy mediterránea, con una gran influencia española, griega e italiana, pero también astrohúngara. Una fusión exquisita!
Podemos distinguir distintas comidas típicas según la zona de Croacia que visitemos. En mi caso, estuve en la península de Istria, donde igual que en las zonas más costeras, predominan los pescados y mariscos. Y, además, esta zona es la cuna de un exclusivo manjar: la trufa blanca. Buenos vinos y gran embutido.Pero si nos adentramos en la zona interior del país, podemos encontrar platos elaborados a base de carne de cordero, ternera o buey.

Los productos de la gastronomía típica croata La cocina croata, como hemos adelantado, es muy mediterránea. Podríamos decir que es más especiada que la española, pero comparte muchos de sus productos, como vamos a comprobar a continuación.
Aceite de oliva El aceite de oliva es el rey en las cocinas, como no podía ser de otra forma en una gastronomía a base de dieta mediterránea. En eso se parece mucho a la cocina española.
Trufa blanca Cocineros de todas las partes del mundo encuentras en la pequeña península de Istria el lugar perfecto donde buscar este producto tan preciado: la trufa blanca. Lo utilizan como aderezo en sus platos de pasta, carne o incluso para elaborar cremas y patés que se toman simplemente con pan. Una delicia.
Queso de Pag Se trata de un queso de oveja elaborado con la leche de las ovejas que habitan en la Isla de Pag. Es un queso curado con un sabor intenso y buenísimo. 
Cordero El cordero es la carne estrella de la gastronomía croata. Se cocina en diferentes platos y de distintas formas: tanto al horno como a la parrilla, acompañado de patatas o verduras.

Pescados y mariscos Como ya hemos comentado, los pescados y mariscos del Adriático son todo un producto estrella dentro de la comida típica croata. Especialmente en las zonas costeras y en la península de Istria, claro. Todos los restaurantes de los pueblos costeros ofrecen en sus cartas y menús platos de parrilladas de pescado, mariscadas, y platos combinados de pescado y marisco para compartir entre varias personas. Las ostras también son un producto que abunda en Croacia, especialmente en Dubrovnik.
Kulen El kulen es otro de los productos de comida típica croata, en este caso de embutido. Se seleccionan las mejores partes del cerdo para prepararlas junto con pimentón molido, ajo y sal. Su aspecto puede recordar al chorizo, aunque el sabor es algo diferente.

Platos de comida típica croata
La forma de cocinar y elaborar los platos también recuerda a las cocinas que les comentaba más arriba, guisos que recuerdan al goulash, aperitivos que recuerdan a la cocina de Grecia, pastas…
La pasticada es uno de los platos más populares de la gastronomía croata, aunque es especialmente típico en la zona de Split. Se prepara a base de carne de ternera o buey, en un guiso con vino, especias, y verduras como la zanahoria, o frutas deshidratadas como las ciruelas. Suele acompañarse de ñoquis de patata.
Los cevapi, son una comida que combina una especie de salchichas muy típicas de Croacia y bastante especiadas, normalmente con con un pan esponjoso que se llama somun y mucha cebolla. También hay variantes que se sirven con arroz. Como es una receta de influencia bosnia, los países de alrededor como Grecia o Croacia lo han adaptado ligeramente a su gastronomía. La verdad que el resultado es un plato riquísimo.
Los mlinci son un pan sin levadura que se cocina como si fuese pasta. El resultado, se sirve como acompañamiento al pavo, otra de las carnes estrella de Croacia.
Los burek son un plato de influencia musulmana, muy típicos en la zona de Zagreb. La receta original lleva carne en su interior, aunque en esta zona croata suelen rellenarlo con queso fresco. Hay otras muchas variantes, con patatas  carne o espinacas, por ejemplo.

Croacia en el Patio Gastronómico de la ciudad

Este sábado se llevó a cabo el Patio Gastronómico de Colectividades, junto con el 3º Desafío de Cocineros.
29 representantes de colectividades de la Ciudad de Buenos Aires presentaron sus mejores platos típicos ante un jurado de lujo. Hubo además, más de 70 stands gastronómicos a lo largo de la Av. de Mayo.


Entre los stands estaba el de la República de Croacia, representada por el Círculo Cultural Croata de Dock Sud. Ellos ofrecieron a los paseantes orehnjača, makovnjača y café. Y respondieron todas las preguntas sobre nuestro país, que tanto interés despertó entre la gente.
Por su parte, la sra Jelena Nadinić, presidente de la Asociación Jadran, miembro del Consejo del Gobierno de la República de Croacia para los Croatas fuera de Croacia y autora del libro “Mi recetario de cocina croata”, representó a la colectividad en el Desafío de cocineros.

Las personas que cocinaban, tenían solo 15 minutos para preparar un plato que tuviera por lo menos un ingrediente típico del país que representaban.
La sra Nadinić realizó un plato que consistía en una milanesa de cerdo rellena de lomo ahumado y queso, con papas salteadas con panceta ahumada y cebolla, varivo de pepinos y mini berenjenas rellenas.
Nuestra cocinera recibió la felicitación del jurado por el sabor y la presentación de su plato.
Luego de pasar varias instancias, resultó ganador el cocinero de Perú. La fiesta finalizó a la noche con un show de música latinoamericana en vivo.
Y así, una vez mas, Croacia estuvo presente en la ciudad de Buenos Aires, mostrando su interés por la integración en este país que nos dio cobijo y agradeciendo la posibilidad de mantener y mostrar nuestras costumbres y tradiciones, en este caso, culinarias.
Stella Hubmayer

Patrimonio Inmaterial de Croacia

La comprensión del patrimonio cultural inmaterial de diferentes comunidades contribuye al diálogo entre culturas y promueve el respeto hacia otros modos de vida.
La Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad se compone de las expresiones que ilustran la diversidad del patrimonio inmaterial y contribuyen a una mayor consciencia de su importancia.
La UNESCO le otorgó a Croacia 17 elementos en la lista.

2018
Conocimientos y técnicas del arte de construir muros en piedra seca
El arte de construir muros en piedra seca comprende los conocimientos y prácticas sobre su realización con un mero apilamiento de piedras sin usar otros materiales de construcción, salvo tierra también seca en algunas ocasiones. Estos muros están muy extendidos dentro y fuera de las zonas habitadas en la mayoría de las regiones rurales, principalmente en los terrenos escarpados, aunque también se pueden hallar en algunas regiones urbanas. Su estabilidad estructural se obtiene gracias a una selección y colocación sumamente cuidadosas de las piedras.

Música vocal folclórica de la región nororiental croata de Međimurje, la “međimurska popevka fue en el pasado un género artístico practicado principalmente en solo por mujeres. Hoy en día la interpretan tanto hombres como mujeres, en grupo o individualmente. Se canta a una o varias voces al son de instrumentos o sin ellos, y también se puede interpretar como pieza exclusivamente instrumental o para el acompañamiento de danzas. Los temas de las letras de las “popevkas” tienen una importancia considerable, ya que en función de ellos estas canciones se clasifican en amorosas, nostálgicas, tristes, humorísticas y religiosas.

2016
Proyecto comunitario de salvaguardia de la cultura viva de Rovinj/Rovigno: el Ecomuseo de la Batana
La batana es un barco pesquero tradicional, típico de la ciudad de Rovinj (Croacia). Elemento importante para la economía y el patrimonio cultural de esta localidad, la construcción de batanas transmitida en el seno de familias de artesanos fue mermando en proporciones alarmantes hasta 2004, debido a la producción industrial de embarcaciones.

2013
La dieta mediterránea
La dieta mediterránea comprende un conjunto de conocimientos, competencias prácticas, rituales, tradiciones y símbolos relacionados con los cultivos y cosechas agrícolas, la pesca y la cría de animales, y también con la forma de conservar, transformar, cocinar, compartir y consumir los alimentos. El acto de comer juntos es uno de los fundamentos de la identidad y continuidad culturales de las comunidades de la cuenca del Mediterráneo. Es un momento de intercambio social y comunicación, y también de afirmación y renovación de los lazos que configuran la identidad de la familia, el grupo o la comunidad.

2012
Klapa: canto a varias voces de Dalmacia (Croacia meridional) La música vocal klapa es un canto tradicional a varias voces practicado en la región de Dalmacia (Croacia meridional). Se caracteriza principalmente porque es homofónica, se interpreta a cappella, se compone de forma sencilla y se transmite por tradición oral.

2011
El Nijemo Kolo, danza silenciosa del interior de Dalmacia El Nijemo Kolo es una danza bailada por las comunidades de las comarcas del interior de Dalmacia, al sur de Croacia. Se baila en un corro en el que los hombres llevan a las mujeres a ejecutar una serie de pasos enérgicos y espontáneos. El bailarín pone a prueba en público las dotes para el baile de su compañera, sin seguir aparentemente ninguna regla establecida. Los pasos y figuras de la danza, que suelen ser vigorosos e impresionantes, dependen del humor y el deseo de los participantes. El rasgo distintivo de esta danza en corro es que se ejecuta silenciosamente, sin música alguna, aunque hay intermedios musicales, tanto vocales como instrumentales, que preceden o siguen la danza propiamente dicha en algunas ocasiones.

La práctica del canto y la música becarac de Croacia oriental La música bećarac es un género artístico popular del este de Croacia, profundamente arraigado en las culturas de Eslavonia, Baranja y Syrmia. La comunicación entre sus intérpretes es esencial: los solistas intercambian sus líneas melódicas y tratan de superar a los demás, acompañados por un coro y bandas de tamburicas. Esta música no sólo es un vector de los valores de la comunidad, sino que permite a sus ejecutantes expresar pensamientos y sentimientos que podrían ser inadecuados si se expresaran directamente o en otros contextos.

2010
El canto ojkanje
El canto ojkanje a dos voces, cuya práctica está extendida por las comarcas del interior de la región dálmata de la República de Croacia, lo interpretan dos o más cantantes (hombres o mujeres) con una vibración peculiar de la voz producida con la garganta. El canto dura tanto tiempo como el que pueda aguantar el cantante principal sin respirar.

La elaboración del pan de especias en el norte de Croacia
La tradición de la elaboración del pan de especias surgió en algunos monasterios europeos en la época medieval y se extendió a Croacia, donde se convirtió en una actividad artesanal.
Actualmente, los artesanos que lo fabrican figuran entre los participantes más importantes en todo tipo de fiestas, eventos y reuniones locales, y su presencia confiere a las poblaciones locales un sentimiento de identidad y continuidad.

El Sinjska Alka, torneo de caballería de Sinj
El Sinjska Alka es un torneo de caballería que se celebra todos los años, desde el siglo XVIII, en la ciudad de Sinj, situada en la región de Cetinska Krajina. Los jinetes que participan en esta competición cabalgan a todo galope en una de las calles principales de la ciudad, apuntando con su lanza un aro de hierro suspendido de una cuerda.

2009
Canto y música a dos voces en escala istriana
En la península de Istria, al oeste de Croacia, las comunidades croatas, istrio-rumanas e italianas siguen manteniendo vivas diversas formas de canto y música a dos voces en escala istriana. Este estilo musical se caracteriza por la potencia y la leve nasalidad de la voz.

La fabricación de encajes en Croacia
Hoy en día perduran en Croacia tres técnicas diferentes, por lo menos, de fabricación de encajes. Esta artesanía se concentra en las ciudades de Pag, situada en la costa adriática, de Lepoglava, al norte del país, y de Hvar, en la isla dálmata del mismo nombre.

La fabricación tradicional de juguetes infantiles de madera en Hrvatsko Zagorje
Los habitantes de los pueblos que jalonan la ruta de peregrinación al santuario de Nuestra Señora de las Nieves de Marija Bistrica, en la región de Hrvatsko Zagorje, al norte de Croacia, han elaborado una técnica de fabricación tradicional de juguetes infantiles de madera que se ha transmitido de generación en generación. Los hombres de la familia recogen en la región madera de sauce, tilo, haya y arce, y la secan, cortan, tronzan y tallan utilizando herramientas tradicionales.

La fiesta de San Blas, patrono de Dubrovnik
La víspera de la fiesta de San Blas, que es el 3 de febrero, se echan al vuelo todas las campanas de las iglesias del recinto de la ciudad de Dubrovnik (Croacia) y se sueltan bandadas de palomas blancas, símbolos de la paz, cuando los fieles se reúnen para celebrar un ritual de curación del mal de garganta destinado a preservarles de las enfermedades.

Marcha de los campanilleros de la región de Kastav en el carnaval anual
En el carnaval de enero, grupos de campanilleros recorren los pueblos diseminados por la región de Kastav, situada al noroeste de Croacia. Vestidos con pieles de cordero y tocados con sombreros característicos adornados con ramitos verdes, los comparsas se pavonean con sus campanillas a la cintura en grupos de dos a treinta, siguiendo los pasos de un guía portador de un arbolito de hoja perenne.

La procesión de primavera de las Ljelje/Kraljice (reinas) de Gorjani
La Procesión de las Reinas se celebra todos los años por primavera y participan en ella las jóvenes del pueblo de Gorjani, situado en la región de Eslavonia, al nordeste de Croacia. Cada conjunto de la procesión consta de dos grupos: uno de diez muchachas, tocadas con sombreros de hombre y armadas con sables, que representan a los kraljevi (reyes); y otro de diez jóvenes, coronadas con guirnaldas blancas como las novias, que personifican a las kraljice (reinas).

La procesión Za Krizen (vía crucis) en la isla de Hvar
Después de la misa del jueves santo, antes de la fiesta cristiana de la Pascua de Resurrección, cada uno de los seis pueblos de la isla dálmata de Hvar, situada al sur de Croacia, designan a un grupo de vecinos para que vayan en procesión a los cinco pueblos restantes y regresen a su punto de partida, efectuando un recorrido de veinticinco kilómetros en ocho horas. Cada uno de los grupos de este vía crucis organizado por las comunidades va encabezado por un portador de la cruz, que marcha sin descanso con los pies descalzos o en calcetines.
Elemento ancestral e inalienable de la identidad cultural y religiosa de Hvar, esta procesión constituye un vínculo de unión entre los isleños y con la comunidad católica mundial.